Tienda mp3

Lui Lamas: Don

jueves, 19 de febrero de 2015

EN EL COCHE, TU MUSICA SUENA MEJOR...

El coche, es uno de los sitios de escucha más habituales en este y en la mayoría de paises y eso está muy bien. ¿Por que??

Es muy posible que salgas en fin de semana a tomar algo y seguro que a escuchar música y bailar. ¡Genial!!



También si el que hemos comentado es tu caso te habrás percatado que, abandonas el coche escuchando tu CD favorito con una calidad de sonido más que aceptable y, entrar en la discoteca o bar musical y que prefieras hablar y relacionarte a escuchar la justa calidad que te ofrece la sala son sinónimos... Como mucho cuando llevas ya un rato entonces te acostumbras a ese sonido y ya no le das tanta importancia.

Pero si este último no es tu caso, te voy a explicar rauda y velozmente porque escuchas la música en tu coche con tanta calidad : )

Al margen de la marca y prestaciones que tenga el equipo de "caráudio", existe el componente más importante del sonido que emana de los altavoces de nuestro coche.

¡El comportamiento de las ondas de sonido en el habitáculo del automóvil!!

¿Qué pasa con la música que oímos en el coche, qué la hace sonar muy distinta y más agradable que en casa o en una sala habilitada (presuntamente) para disfrutarla y bailarla??

La próxima vez que te sientes en el asiento de tu coche, verás que al rededor, cuentas con los más sofisticados sistemas de absorción y difusión de sonido, todo eso sin haberlo planeado y que contribuye a tu comodidad y visibilidad en todos los coches comerciales.

Una buena sala para escuchar música necesita absorbentes, difusores y un reparto de altavoces que haga que todas las frecuencias del sonido se muevan de igual manera en el aire y, esta condición la encontramos distribuidos de la siguiente manera:

Los ASIENTOS de tu vehículo, de espuma, con una cobertura de tela estándar y la gran área que ocupan en el interior de habitáculo, constituyen un muy magnífico absorbente de frecuencias medias y altas desde aproximadamente 500hz hacia arriba, con lo cual ya contribuye a dar un toque de calidez atenuando los sonido agudos o brillantes y controlando los medios altos que son los que habitualmente provocan sensación de fatiga.



Los CRISTALES de las ventanillas, parabrisas y trasero, también son un gran aliado, ya que se cuidan de la disipación de las frecuencias más bajas, o sea los graves hacia el exterior. Es por esos, que cuando pasa cerca un coche con la música alta, lo que primero percibimos son los bajos ya que los medios y agudos se quedan en los asientos y los graves se disipan hacia afuera.



Otro componente que hace que oigamos la música con esa sensación agradable es el reparto de los altavoces por la cabina de la siguiente manera (normalmente).

En la parte delantera y casi siempre en la puertas encontraremos unos altavoces de unas cinco pulgadas que se cuidan de enviar sonidos graves y medios, un poco más arriba en las mismas puertas o al rededor del salpicadero, vamos a detectar los tweeters, son los altavoces que se cuidan de enviarnos los sonidos más agudos y por tanto solo suelen medir unas 0'5 pulgadas y finalmente en las puertas o en la bandeja de la parte posterior del vehículo encontraremos otros dos altavoces de entre 5 y 8 pulgadas que nos proyectarán las frecuencias subgraves (en caso que las alcancen, depende del diámetro del mismo), graves y medios.

Altavoces colocados en las puertas, delanteras, traseras y/o bandeja trasera


El REPARTO de los ALTAVOCES de esta manera, nos influye en la tercera y no por ello menos importante variante del acondicionamiento de escucha en el interior del coche, ya que sumándolo a los principios de absorción y difusión que hemos visto en los asientos y cristales contribuye a que no haya REBOTE de frecuencias ni por tanto enmascaramientos de sonidos y un excepcional reparto abierto en el estéreo.

Muy a menudo los diseñadores de sonido de salas de música como discotecas, bares musicales, etc. no pueden contar con las condiciones de espacio y materiales con las que cuenta un coche comercial y es por ello que ocurre el efecto del que hablábamos al inicio del post, oímos con más calidad de escucha la música en el coche que en la discoteca. No los culpemos a ellos, agradezcamos el efecto que hay en el coche ya que seguramente es una casualidad inexplicable...

Un consejo que acostumbro a compartir para mejorar las aproximaciones de las ondas de sonido y que, en la parte delantera se hable con comodidad al tiempo que se escucha música a un nivel significativo es lo siguiente:

Entra en la configuración de sonido del equipo y reparte más carga de volumen en los altavoces traseros, aproximadamente un 40% front y 60% tras, así como dejar los graves y medios centrados y con la ecualización básica a cero e incrementar los agudos en un solo punto o  lo mínimo que nos permita.

Verás como ganarás aún más en calidad de escucha dentro del coche.

Otro día hablaremos de las magníficas prestaciones que nos ofrecen estos equipos de audio, altavoces, cada cuando cambiar los altavoces, conexiones, etc.

Mientras, aprovecha y sigue escuchando toda tu música favorita en el coche, siempre será uno de los mejores receptáculos-



Lluís Lamas

2 comentarios:

  1. Gracias Lamas por compartirnos un poco de conocimientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que haya servido de ayuda nuestros aportes para una mejor percepción musical.

      Cualquier duda o comentario aquí estamos.

      Saludos!!

      Eliminar